COMO TRABAJAMOS…

La propuesta de trabajo que hago desde Anima Experientia tiene que ver con el compartir.

Yo no soy la experta de tu vida, sino que el experto/a eres tu, por tanto, no voy a darte pautas o a decirte qué has de hacer. La propuesta es acompañarte para encontrar y recordar quién eres y cuáles son tus propias herramientas, esas que te serán realmente útiles porque son tuyas.

A través de la terapia compartiremos cada uno de los pensamientos, emociones, creencias, patrones aprendidos, en un espacio seguro y  fuera de juicios. Buscaremos aquellas señales que nos darán paso a la información inconsciente que se está poniendo en marcha en cada momento. La intención no será otra que reflejarte esa información para que puedas hacerla consciente. Dicho de otra manera, como si de un puzzle se tratara, colocaremos todas las piezas sobre la mesa y las uniremos para ver el dibujo completo.

¿Y una vez tengamos el puzzle delante?

Según mi experiencia, en ocasiones es suficiente simplemente con la toma de conciencia para que la persona encuentre su equilibrio. En otras, en cambio, a pesar de la toma de conciencia, los bloqueos siguen existiendo. Por ello, combino la terapia psicológica con la Terapia de Desbloqueo Integral.

inconscient-iceberg-650x371

La visión psicoanalítica sostiene que hay fuerzas internas, inconscientes o fuera de nuestra conciencia que dirigen de alguna forma nuestro comportamiento.

El inconsciente incluye pensamientos, emociones, recuerdos, deseos y motivaciones que se encuentran fuera de nuestro conocimiento, sin embargo, continúan ejerciendo una influencia en nuestro comportamiento.

Según Freud, la mente se puede dividir en tres niveles diferentes:

LA MENTE CONSCIENTE

Incluye todo aquello de lo que somos conscientes. Este es el aspecto de nuestro proceso mental que nos permite pensar y hablar de forma racional.

LA MENTE PRECONSCIENTE

Es la parte de la mente que representa la memoria ordinaria. Si bien no somos conscientes de esta información en cualquier momento dado, podemos recuperarla y tirar de ella en la conciencia cuando sea necesario.

LA MENTE INCONSCIENTE

Es donde guardamos nuestros sentimientos, pensamientos, impulsos y los recuerdos que se encuentran fuera de nuestro conocimiento consciente. La mayor parte de los contenidos del inconsciente, según Freud, son inaceptables o desagradables, como los sentimientos de dolor, ansiedad o conflicto. Para él, el inconsciente puede influir en nuestra conducta y experiencia, a pesar de que no somos conscientes de estas influencias subyacentes.

Por tanto, desde Ánima experientia, trabajamos desde el inconsciente, que tiene una influencia en la persona del 80%, para conseguir que la persona llegue a sentir un cambio interno real y persistente en el tiempo.

¿CÓMO LO HAGO? 

Combinando una serie de técnicas para acceder al inconsciente, basadas en la hipnosis ericksoniana, el MDR, el Tapping, la bioneuroemoción… todo integrado en una terapia de desbloqueo integral (SAAMA), con el objetivo de modificar, borrar y transformar todas aquellas experiencias, creencias, emociones… que están afectando y bloqueando la vida de la persona. Todo ello llevado a cabo en camilla, donde la persona puede estar relajada, permitiendo el acceso a esa información de una forma más fácil.

Combinado con estas técnicas, me apoyo con otras que puedan ser útiles para el proceso de la persona. Un ejemplo son las Flores de Bach.

Creo en la capacidad de la propia persona de sanar, ya sea un síntoma emocional, un síntoma físico o cualquier situación que lo esté desequilibrando, es por ello, que trabajo con productos naturales que acentúan esa capacidad del cuerpo para curarse.

Una de las cosas que me entusiasma de trabajar de esta manera, es que se trabaja desde la prioridad, es decir, desde lo que es prioritario para ti en este momento trabajar para encontrarte en equilibrio. A diferencia de otros tipos de terapia, la intención no es removerlo todo, sino únicamente lo estrictamente necesario. Por tanto, me parece un trabajo hecho desde el máximo respeto.

Tu y yo somos el espejo del otro, al igual que el resto de personas que están a nuestro alrededor. Por tanto, crecemos, compartimos y trabajamos conjuntamente para evolucionar y hacer crecer nuestro SER. Gracias por este regalo!

Anuncios